Volver Volver

Dirección y coordinación:  Rafael Moreno Rojas Catedrático de Nutrición y Bromatología

Texto: Francisco Javier Aguado Pavón, Jiménez Barba, Francisco Navas Jiménez, Alfonso Ortiz y Gloria María (alumnos de Alimentación y Cultura de la Titulación de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Córdoba)

  Lucena

Ubicación

Lucena es un municipio español de la provincia de Córdoba, Andalucía. Según el Instituto de Estadística de Andalucía en 2010 contaba con 42.308 habitantes. Su extensión superficial es de 351 km² y tiene una densidad de 118,79 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 24′ N, 4º 29′ O. Se encuentra situada a una altitud de 487 metros y a 67 kilómetros de la capital de provincia, Córdoba.

Su nombre proviene de Eli ossana (del hebreo אלי הושענא Dios nos salve), nombre con el cual fue llamada originalmente por los judíos, mientras que los musulmanes la denominaban اليشانة al-Yussana.

Es la principal población en términos demográficos y económicos de la provincia, tras la capital. Está situada en un importante nudo de comunicaciones de carreteras, en el centro geográfico de Andalucía. También esta localidad da su nombre a una provincia y ciudad del archipiélago de Filipinas, fundada en 1571 por el capitán Juan Salcedo, y uno de cuyos barrios se llamó Lucena por el franciscano padre Mariano Granja, dando posteriormente nombre a toda la ciudad.

Historia

El papel de cruce de caminos desempeñado por la ciudad, conocida como Ciudad de las Tres Culturas (judía, musulmana y cristiana) o como Perla de Sefarad por los judíos de la Edad Media, ha favorecido la ocupación humana de estas tierras desde épocas que se remontan al Paleolítico Inferior y Medio. Su papel en la primera época musulmana es importantísimo por ser núcleo principal de la población judía en Al-Ándalus. De hecho, Lucena estuvo habitada exclusivamente por judíos entre los siglos IX y XII y su contribución a la cultura ha sido primordial. Estuvo en ella una importante escuela universitaria judía, muchos de cuyos sabios viajarían más tarde a Toledo a fundar la Escuela de traductores. De la época judía queda un elenco de pequeñas y estrechas calles en el centro de la localidad, alrededor de la antigua sinagoga, llamada la Judería (siglos IX al XI). En 1148 la “Ciudad de los Judíos” fue invadida y arrasada por los almohades ante la negativa de aquéllos de convertirse al Islam. Los supervivientes se dirigieron hacia el norte encontrando en Toledo la tolerancia necesaria para erigir otra comunidad donde la cultura judía pudo desarrollarse en gran manera.

El poeta judío Abraham ben Meir ibn Ezra cantó en estas lamentaciones o qinoth, la terrible ruina de Lucena y la destrucción de las aljamas judías andalusíes provocada por los almohades:

“Mis ojos…lloran…por la ciudad de Lucena…Cómo quedó abandonada Córdoba…No queda un solo judío ni en Jaén ni en Almería. Tampoco queda vida (judía) en Mallorca ni en Málaga. Los residuos judíos son duramente abatidos…”

“El llanto de mis ojos, como llanto de avestruz, es por la ciudad de Eliossana; libre de tachas, aparte allí moró la cautiva comunidad, sin cesar hasta cumplir la fecha de mil setenta años; pero vino su día, huyó de su gente y ella quedó como viuda, huérfana de Ley, sin Escritura, sellada la Mishná, el Talmud estéril se tornó y todo su esplendor perdió…”

Luego de ser una ciudad judía y posteriormente islámica, Lucena fue ganada a la cristiandad por Fernando III de Castilla en 1240, quien la donó al obispo y al cabildo de la catedral de Córdoba, quienes a su vez, la permutaron, en 1342 a doña Leonor de Guzmán, amante de Alfonso XI, por otros bienes rústicos e inmuebles en Córdoba.

Tras la guerra civil, en 1371, el primer Trastámara, Enrique II, la entregó en señorío a Juan Martínez de Argote, de quien pasará a su hija María Alfonso de Argote que, al contraer matrimonio con Martín Fernández de Córdova, vinculó Lucena a los de este apellido en su rama de los Alcaides de los Donceles, permaneciendo invariablemente como avanzada castellana en la frontera de Granada hasta 1492.

En 1483, Diego III Fernández de Córdoba, derrotó y apresó al último rey de Granada Boabdil (que fue encerrado durante algún tiempo en la Torre del Castillo del Moral) en la batalla de Lucena.

La Junta de Gobierno de Lucena en la Guerra de la Independencia Española contra Napoleón tuvo un destacado protagonismo.

A partir de la época democrática, Lucena comienza un rápido crecimiento económico convirtiéndose hoy en uno de los principales centros industriales de Andalucía. Sin perder su industria del sector primario (Lucena es la segunda productora de aceituna a nivel mundial tras la ciudad jienense de Martos, además de ser un importante centro vinícola de la Denominación de Origen de Montilla-Moriles), Lucena es hoy la segunda productora de muebles del país tras Valencia y la primera productora de frío industrial (80% de la producción nacional), entre otras industrias.

Producción y comercialización alimentaria

La estructura agraria lucentina se basa sustancialmente en el sistema de monocultivo olivarero (siendo el término municipal de Lucena uno de los que más olivos posee de toda Andalucía) propio de la Subbética andaluza donde subsisten áreas menores de cultivo cerealista, que se compatibiliza con la producción vitivinícola. El cultivo de regadío, de pequeña implantación en la zona, se localiza puntualmente en la vega del Río Genil (huertas de Jauja) y en las de los arroyos Rigüelo y Horcajo. De las 3.263 Has. que abarca el Municipio algo más del 95% corresponden a tierras de cultivo. El olivar ocupa 26.700 Has. (76,50%)y , el viñedo 2.200 Has. (6,30%) y el resto está compartidas las herbáceas y barbechos el 11,90%. El regadío, de escasa entidad, representa tan sólo el 0,7% del término.

Zona de producción La zona geográfica que comprende la Denominación de Origen «Lucena» está situada al sur de la provincia de Córdoba y comprende 10 municipios, que son: Aguilar de la Frontera, Benamejí, Encinas Reales, Iznájar, Lucena, Montilla, Moriles, Monturque, Puente Genil (la margen derecha del término municipal, limítrofe con la zona conocida como Miragenil) y Rute. La zona de elaboración y envasado coincide con la de producción.

Variedades aptas El aciete protegido con esta (denominación de origen) es obtenido del fruto «de vuelo» de los olivos (Olea Europea) de la variedad Hojiblanca como variedad principal también conocida como Lucentina (superior al 90%) y de otras variedades secundarias aceptadas (Arbequina, Picual, Lechín, Tempranilla, Ocal, Campanil y Chorruo), exclusivamente por procedimientos físicos o mecánicos, mediante extracción a baja temperatura que no altera la composición química de los aceites, conservando así el sabor, aroma y características del fruto del que procede.

Cabe destacar que nuestros vinos se encuentran incluidos en la Denominación de Origen Montilla-Moriles, debido al tipo de fruto que se da en nuestra zona, la llamada Pedro Ximénez.

Recetas

Remojones de bacalao y naranja (se pueden hacer por separado):

Ingredientes: ½ Kgr. de bacalao de la penca seco, 3 naranjas, 4 cebolletas tiernas, 4 huevos, 3 dientes de ajo, 100 grs. de aceitunas negras deshuesadas, sal, 1 cucharadita pimentón dulce, 1 copa de vinagre.

Preparación: El remojón o remojón de naranja es un plato de la gastronomía andaluza de clara procedencia árabe. Se prepara sobre todo en las provincias de Granada, Córdoba y Jaén. 

Su preparación puede variar bastante de una localidad a otra, pero todas mantienen en común el uso de la naranja y el aceite de oliva, ambos productos propios de la zona donde se consume este plato. De hecho, otros nombres con que se conoce son naranja en aceite o ensalada de naranja. La elaboración está redactada por pasos:

Paso 1: Se asa la penca de bacalao seca en una parrilla sin aceite, hasta que esté bien tostadita.

Paso 2: Luego, para desalarlo, se sumerge en un gran bol con agua, durante 24 horas cambiándole el agua 3 veces.

Paso 3: Una vez desalado, se le quita el agua apretándolo bien entre las manos, se desmiga el bacalao con los dedos y se queda como a tirillas.

Paso 4: Se hacen los huevos duros. Se dejan enfriar.

Paso 5: Se pican las cebolletas tiernas y se reservan.

Paso 6: Se pelan las naranjas y se dejan impecables, sin piel ni hilos. Se corta a rodajas. Se reserva.

Paso 7: Si no encontrara las aceitunas deshuesadas, debe de quitarles el hueso y reservarlas.

Paso 8: Se pican los ajos. Se reservan.

Paso 9: Los huevos duros ya fríos se pican.

Paso 10: Finalmente, cuando está todo a punto, se colocan en la fuente de servir las naranjas, el bacalao, las aceitunas, los ajos, las cebolletas picadas y se mezcla todo bien. Se decora con los huevos duros picaditos. 

Bolos Lucentinos

Ingredientes: un cuarto de kilo de magro, un cuarto de pechuga, otro cuarto de ternera, medio cuarto de jamón, sangre de ave, nuez moscada, pimienta molida y en grano, huevos, pan rallado, almendras, laurel, perejil, sal, ajos, una copita de vino viejo o coñac, aceite y agua.

Preparación: Se pican la carne de magro, pechuga, ternera y jamón. En un almirez se machacan unos ajos con sal más nuez moscada, se diluyen con una copita de vino viejo o coñac y se les echa a la carne. Seguidamente se les pone los huevos crudos y el pan rallado necesarios y se amasa todo para obtener una mezcla algo más dura que la de las albóndigas.

Ahora tomamos masa necesaria para formar un bolo y la partimos por la mitad; una parte la aplastamos con las manos a modo de tortilla alargada y sobre ella colocamos una tirita de sangre (hervida previamente con sal) a un lado, en el centro rodajitas de huevo duro y al otro lado otra tirita de sangre; con la otra mitad, aplastada y hecha como la primer, tapamos la sangre y el huevo y le damos forma de bolo. Terminamos de hacer los bolos, uno a uno se van embadurnando con las manos mojadas en la clara de huevo sin batir y ya se fríen en aceite fuerte.

Se ponen en una olla a hervir con agua los bolos fritos, un poquito del mismo aceite frito, unos ajos asados y mondados, unos granos de pimienta, laurel, perejil y una poquita de sal.

Una vez que los bolos enternecen y han embebido el agua, se sacan y se cortan en rodajas para servirlos en frío.

Después de sacar el perejil y el laurel de la olla, se hace con el agua que quedó una salsa majando los ajos y los granos de pimienta. Ésta se sirve caliente.

Potaje de Semana Santa:

Ingredientes: 200 gr. de garbanzos, 4 cucharadas soperas de aceite, 3 dientes de ajo, 8 almendras, 1 pimiento seco, 12 cominos, 1 tomate maduro, 150 gr. de  bacalao, 1 cucharadita de pimentón, 100 gr. de miga de pan mojada en agua y vinagre, sal

Preparación: Poner las vísperas, los garbanzos en remojo con agua. Al día siguiente, ponerlos a cocer con 1/2 l. de agua y un poquito de sal, en una olla al fuego hasta que estén tiernas.

Mientras cuecen, limpiar las acelgas, lavarlas y trocearlas aprovechando solo las hojas. Pelar los ajos, pelar y picar fino el tomate. Calentar el aceite en una sartén al fuego, freír los ajos y las almendras, sacarlos y reservarlos.

En ese mismo aceite freír el bacalao y el tomate, dejar rehogar y añadir las acelgas; continuar rehogando 5 minutos, agregar el pimentón, remover y verter todo esto en la olla donde están los garbanzos.

Machacar en el mortero los ajos, los cominos, las almendras y la miga de pan mojada en agua y vinagre. Verterlo en la olla.

Sazonar con un poco de sal, añadir el pimiento seco cortado a trozos y dejar que cueza todo 10 minutos más. Si gusta el picante se puede añadir un poco de guindilla.

Relleno de Carnaval 

Este plato destaca entre todos por su antigüedad. Se compone de una mezcla de carnes, se aliña con sus ingredientes básicos y una vez bien amasadas las carnes, se introducen en un buche de cerdo y se hierve. Después se deja enfriar y se sirve en lonchas como fiambre. (Recogido en Gastronomía Andaluza por la Enciclopedia de Andalucía).

Ingredientes: huevos, jamón, riñones de cerdo, magro de cerdo, pechuga de pollo, pan rallado, pimiento, perejil, limón, tocino de jamón, huesos de jamón, cebolla .

Preparación: Se pican muy finos: los riñones, el magro, la pechuga y el jamón (como si fueran hacer masa de chorizo). Se sazona y se le mezclan los huevos batidos. Se pone también los pimientos picados, perejil, pan rallado y zumo de limón para que forme todo una masa consistente. Con esta masa se rellena una tripa de las más gruesas del cerdo, pero teniendo en cuenta que no se llene totalmente, porque al ser cocida puede reventar si está completamente llena.

En olla exprés, previamente, habremos cocido en abundante agua, cebollas, huesos de jamón y tocino, en este caldo ponemos el relleno a cocer durante veinte minutos. Debe tenerse en cuenta que, al poner el relleno, el caldo debe estar frío o todo lo más, templado. Se sirve frío y cortado en rodajas.

Sazonar con un poco de sal, añadir el pimiento seco cortado a trozos y dejar que cueza todo 10 minutos más. Si gusta el picante se puede añadir un poco de guindilla.

Albóndigas de Semana Santa (boquerones)

Ingredientes: boquerones, huevos, vinagre, miga de pan, sal, pimienta blanca molida, ajo, perejil, aceite, colorante (de paella), leche, laurel, pimienta negra en grano, harina.

Preparación:Limpia 1kg de boquerones dejando sólo los lomos. Calienta el aceite en una sartén, dale una pasada a los boquerones (vuelta y vuelta), y retíralos a un bol. Desmenuza miga de pan y añádesela a los boquerones, después incorpora 3 huevos sin batir, un poquito de leche, el ajo y el perejil picados, la sal y la pimienta blanca molida hasta formar con las manos una masa homogénea. Empieza a formar las albóndigas, para ello mójate las manos en un poquito de vinagre para que no se queden pegadas y a demás le da un punto de sabor.

Pasa las albóndigas después por harina y fríelas hasta que estén doraditas. Luego, en una cazuela pone agua a hervir y añade las albóndigas. Deja que cuezan media hora junto con el laurel, la pimienta en grano, un chorrito de vinagre, sal y un poquito de aceite colado del que has puesto para freír las albóndigas y el colorante. Cuando las albóndigas estén tiernas las sacas del caldo y en el caldo bates un huevo y vuelves a poner las albóndigas dentro. Servir.

Roña de habicholones

Ingredientes: habicholones sobrados del potaje (“habicholones trasnochaos”), aceite crudo, vinagre, sal

Preparación: Se machacan los habicholones con un tenedor en el plato, a la vez se le echa el aceite. Se revuelve muy bien y se sazona con el vinagre y la sal, removiendo todo otra vez y se prueba. Se sirve frío.

Potaje de castañas

Ingredientes: castañas pilongas, cebolla, ajos , hierbabuena, azafrán, pan rallado, aceite, anís, sal , agua.

Preparación: Se ponen las castañas en remojo la noche de antes. En una olla con agua, sal y anís, se hierven las castañas para enternecerlas y después de se dejan escurrir, se coge una cazuela de barro calentándose en ella un poco de aceite en el que se rehogan las castañas. En una sartén aparte habremos preparado una salsa hecha con un poco de aceite, cebolla picada, ajos machacados, un poco de hierbabuena y azafrán. Esta salsa se incorpora a la cazuela en donde se están rehogando las castañas. Se cubren con un poco de agua, dejándolas hervir aproximadamente un cuarto de hora. Se espesa el caldo con un poco de pan rallado y se sirve en la misma cazuela.

Pimientos ajogaos

Ingredientes: pimientos verdes, ajos, aceite, sal, agua.

Preparación: Se fríen los ajos en trocitos pequeños y se sacan. En el mismo aceite se fríen los pimientos enteros y cuando están dorados se les añade sal, agua y los ajos que se sacaron. Y tapados con una tapadera se dejan hasta que embebe el agua y queden en la pringue. Se suelen consumir en frio.

Chomino

Ingredientes: garbanzos, bacalao seco, aceite, tomate, pimiento verde, cebolla, ajos, laurel, perejil, pan azafrán, sal, agua

Preparación: Se remojan los garbanzos la noche anterior. Se le quita la raspa y el pellejo al bacalao, se enternece un poco en agua templada (aproximadamente veinte minutos). Se colocan todos los ingredientes en crudo en una olla y se deja hervir todo junto alrededor de una hora. Después, en un mortero, se maja un diente de ajo crudo y miga de pan previamente mojada y escurrida con un poco de sal para hacer el espeso; esto espeso se prepara a gusto del que lo va a consumir y se vierte en la olla. Se deja hervir hasta que todo se enternece.

Este plato al comerlo, se suele acompañar con trozos de cebolla cruda, aceitunas, rábanos, y cornetas picantes.

Papas en ajopollo

Ingredientes: papas, aceite, ajos, tomate, pimientos verdes, cebolla, laurel, azafrán, pimentón, un grano de pimienta, agua, sal, maicena.

Preparación: En una sartén se pone el aceite a calentar y se le echan los ajos partidos en rodajas. Cuando han frito se pasan al almirez y se pone en el aceite el tomate, el pimiento y la cebolla bien picados. Cuando está hecho el sofrito se ponen las patatas troceadas; se añade azafrán, una pizca de pimentón y el laurel. Se rehoga y se le añaden los ajos previamente majados y con un poco de agua.

Se pasa todo a una cacerola y se cubre de agua dejando cocer hasta que las patatas estén tiernas. Se sazona, y, antes de servirlas, si el caldo no estuviera espeso, se le pone una pizca de maicena con una poco de agua.

Sopaipas

Ingredientes: 1 kg harina, 1/4 l. de agua, levadura, sal, 1 cucharada de vinagre, aceite,

Preparación:

Se pone a hervir el agua. Se le añade la sal. Se aparta y se le añade la cucharada de vinagre. Se le va añadiendo harina poco a poco y se va amasando hasta conseguir una masa homogénea.

Una vez se mezcla todo para hacer la masa de las sopaipas, se van cogiendo bolitas de la masa y se extiende con el rodillo, hasta lograr un rectángulo finito. Para que no se pegue la masa a la encimera cuando se la está extendiendo se pone en la tabla o encimera un poco de harina o aceite. Una vez esté amasada se corta en tiras pequeñas. El rectángulo de masa se echa en el aceite muy caliente y se fríe.

Flores

Ingredientes: 6 huevos, 6 cucharadas de aguardiente, 5 cucharadas de aceite, 1 vaso de leche (250 ml), 1 vaso de agua (250 ml), raspadura de 1 limón, harina para espesar un poco el caldo, miel para enmelar al final.

Preparación: Se baten los huevos y se van añadiendo el resto de los ingredientes en el orden que aparecen. Se bate todo bien. Se añade harina hasta espesar un poco el caldo para que pueda agarrar el molde la masa. Cogemos un molde de hierro (se vencen especiales para las flores) y se introduce en una sartén con abundante aceite hasta que esté bien caliente. Cuando aceite y molde estén calientes, se va introduciendo en la fuente que tenemos el caldo sin llegar al borde y se introduce en el aceite hasta desmoldar. Se fríen las flores por ambos lados y se reservan. Cuando acabemos con la masa, se pone en una sartén la miel para calentarla y con una paleta vamos regando cada capa de flores. Están de rechupete.

Pestiños de manteca:

Ingredientes: 500 g de manteca de cerdo, ½ litro del hervido de vino (*), 1 huevo, 2 kg de harina (sobra un poquito), 3 cucharadas soperas de azúcar, azúcar y canela para rebozar al final.

(*) El hervido se hace poniendo en casi ¾ l. de vino, un bote entero de clavos (especias)

Preparación: Se pone en un barreño 1 kg de harina. Se hace un hoyo y ahí se pone la manteca, se bate el huevo y se añade también. A continuación, se vierte el hervido de vino (colando los clavos) todavía caliente y se derrite bien la manteca. Cuando la manteca esté derretida, se añade el azúcar y ya se comienza a mezclar con la harina. Se va amasando muy bien y añadiendo más harina del segundo kilo. Aunque prácticamente se utiliza entero, siempre queda un poco, según se vea la masa. La masa está hecha cuando sedespega fácilmente de las paredes del barreño. Cuando está terminada de amasar, se tapa con un paño de cocina para que no se reseque. Con un pico destapado se van haciendo bolas pequeñas que se estiran con una caña y se doblan haciendo la forma de un lazo. Se fríen en abundante aceite caliente. Se van pasando por un combinado de azúcar y canela. Se dejan enfríar y listos para comer

Tirabuzones

Ingredientes: un huevo, una tacita del azúcar, una tacita de aceite, harina la que admita, limón y canela al gusto

Preparación: Se bate el huevo y añadimos el azúcar, ralladuras de limón y la canela. A continuación el aceite poco a poco, y por último la harina. La masa ha de quedar para poderla trabajar, pero no muy dura. Cogemos una bolita de la masa, la extendemos en la mano hasta formar un rulo fino de unos 25 cms. Lo liamos en una caña fina formando un tirabuzón. Preparamos la sartén con abundante aceite y lo desahumamos con cascara de limón. Empezamos a freír los tirabuzones, sacándolos de la sartén a medio freír, se sacan de las cañas y se vuelven a echar en la sartén para que se frían por dentro.

Pueden mojarse en miel o emborrizarse con azúcar y canela.

Roscos melados (de vino)

Ingredientes: 500 g de harina, 250 g de azúcar, medio vaso de vino blanco, medio vaso de aceite de oliva, 25 g de ajonjolí, mantequilla, azúcar glass para espolvorear.

Preparación: Calentar el aceite a 180 º C, sin dejar que humee, retirarlo del fuego y añadir el ajonjolí. Dejarlo enfriar. Mezclar la harina con el azúcar, añadir el aceite de oliva y el vino. Precalentar el horno a 180 º C. Trabajar mientras la masa hasta que quede una pasta dura. Ir tomando porciones y hacer los roscos. Engrasar ligeramente la placa de horno, colocar en ella los roscos y hornear durante 15 minutos. Dejarlos enfriar y espolvorear con azúcar glass antes de servir.

Alegrías

Ingredientes: para el bizcocho, 125 grs. mantequilla, 125 grs de azúcar,  3 huevos, una cucharadita de levadura o bicarbonato, 150grs. de harina, chocolate. Para la crema: limón, azúcar, canela molida, maicena, huevos, leche.

Preparación: Preparamos un bizcocho de chocolate: batimos la mantequilla hasta que quede espumosa y mezclamos con el azúcar y los huevos, anteriormente batidos. Añadir levadura o bicarbonato a la harina y mezclar con la masa anterior. Remover bien la masa hasta que quede bien mezclado. Se pone la masa en un molde y se cuece al horno suave. Hacemos chocolate a la taza, partimos el bizcocho en tres o cuatro discos, untando cada una de estas superficies con el chocolate. Cuando el bizcocho esté frio, se abre en capas y se rellena de crema.

La crema la preparamos de la siguiente forma: A medio litro de leche fría se le pone una cucharada de maicena, ralladuras de limón y azúcar a gusto. Cuando hierve, un momento antes de apartarlo, se le echan 4 yemas de huevo batidas y apartan. Cortamos a cuadros y espolvoreamos con azúcar tamizada y canela molida.

Gachas de cuscurrones

Ingredientes: harina, pan, aceite, canela, azúcar o miel, sal, agua, limón

Preparación: En una sartén se pone aceite, mientras se calienta, se hacen cuadraditos de pan y cuando el aceite está fuerte, se fríen. Cuando estén fritos se sacan y se ponen en un plato a escurrir.

En una cacerola se pone agua y se le añade harina, sal, azúcar un poco de aceite ya frito, previamente colado y una cáscara de limón, removiendo la masa. Se deja hervir y antes de que espese la masa se le echan los cuscurrones y se sigue removiendo hasta que espese. Se sirve en una fuente rociándolo todo con canela molida y azúcar o miel.

Carne de membrillo

Ingredientes: 2 kg de membrillos, 2 1/4 kg de azúcar blanco.

Preparación:Se limpian, pelan y cuecen los membrillos; escurriéndolos después y oprimiéndolos con un paño para extraerles la jalea que luego se pasa por un tamiz fino.

Por cada medio kilo de pasta que se obtenga se agregan tres cuartos de kilo de azúcar molida. Se reduce ésta a almíbar, que se clarifica dándole un punto fuerte que cristalice. Entonces se retira del fuego, se le agrega la pasta y cuando esté todo bien mezclado se pone a la lumbre, dejándolo cocer durante unos 8 o 10 minutos. Pasado este tiempo se echa en los moldes y se ponen a secar al aire libre, evitando que les dé el sol.

Fiestas locales y relación con los alimentos

Cabalgata de los reyes magos 

Día 5 de Enero, organizada por la Peña Amigos de los Magos. Destaca fundamentalmente por la gran cantidad de carrozas ya que llegan a ser casi 24 las participantes junto a 5 bandas de música y por la grandísima cantidad de caramelos que se reparten y la gran cantidad de juguetes y golosinas que lanzan sus majestades, especialmente en zonas claves como El Coso, “Vuelta de Santa Clara”, “Las Cuatro Esquinas”, La Plaza Nueva, … Un día antes celebran las cabalagatas del barrio de Quiebracarretas y la del Cristo Marroquí y zona de Campo de Aras, ambas con mucha aceptación entre la ciudadanía.

En cuanto a alimentación, destacamos el Roscón de Reyes (tradicional en toda España) roscones de vino y anis, frutas de sartén (pestiños, tirabuzones, etc) y el turron

Carnaval 

Se desarrolla en Febrero, de fecha variable, organizándose un concurso de chirigotas. En el mes de junio se celebra el Carnavaluc que es un festival donde participan agrupaciones carnavalescas de distintas provincias andaluzas, es habitual que participe una de las comparsas o chirigotas finalistas de los carnavales de Cádiz.

El plato típico como no podría ser otro es el relleno de Carnaval, flamenquines, chacinas, etc..

Feria Real en honor a la Virgen del Valle 

La fiestas en honor a la Virgen del Valle se realizan a primeros del mes de septiembre. Esta es la llamada “Feria Real” de Lucena ya que es en la que verdaderamente existen las casetas y la feria de día en la donde más de 30 casetas se encuentran ubicadas en el nuevo recinto ferial de la localidad. Durante estas fiestas, está el tradicional paseo a caballo al mediodía y la feria de ganado por la mañana, ya que por la noche el público se concentra en las casetas de la juventud y las de marcha en las que la música no para hasta la mañana siguiente. Durante las fiestas también se incluye la feria taurina en el fantástico coso de “Los Donceles” además de la procesión por las calles del pueblo de Ntra. Sra. del Valle. Las fiestas suelen durar alrededor de 6 ó 7 días.

En estos días lo que más se consume son el vino Denominacion de Origen Montilla Moriles, además de pescado frito y carne de membrillo.

Semana Santa 

De gran tradición, es muy especial la forma en que se llevan los pasos por las calles, denominada santería y son los santeros los que los hacen, llevados por un manijero. Los orígenes se encuentran en las cuadrillas de trabajadores del campo, que eran dirigidas por un capataz o manijero. Los señores encargaban a los capataces y manijeros que llevaran a su cuadrilla a sacar a los pasos. Hay diecisiete hermandades y cofradías y por sus calles a lo largo de la Semana Santa hacen estación de penitencia más de treinta y siete pasos. ES muy singular y recibe visitas desde todas las partes del mundo, llegando a ser retransmitido el jueves y el viernes santo en directo por TVE y otras tres cadenas de TV Europeas de Alemania, Francia y Bélgica.

Lo más típico en esta fecha son los guisos sin carne, todo tipo de potajes, pimientos ajogaos, remojones de bacalao, albóndigas de boquerones, etc…Se comen todos los viernes desde el carnaval (miércoles de ceniza) hasta finalizar la semana santa.

En Semana Santa son muy típicos los dulces como: Pestiños, tirabuzones, magdalenas, flores, alegrías, etc…

Procesiones infantiles 

Se desarrollan el Sábado posterior al Domingo de Resurrección. Destacan por los cientos de niños que, ataviados de santeros, procesionan multitud de pequeños pasos, a imitación de sus mayores. Desfile único en su categoría que visitan cientos de personas de la comarca.

La alimentación sigue siendo la misma que en semana santa.

Fiestas aracelitanas 

Las Fiestas en honor a la Virgen de Araceli patrona de Lucena y del Campo Andaluz tiene lugar el primer domingo de mayo, aunque en verdad las fiestas aracelitanas comienzan a mediados de abril (el penúltimo domingo) con la Romería de Bajada en la que la VIrgen de Araceli baja desde su santuario en la Sierra de Aras a unos 6 km. del pueblo hasta la Iglesia de San Mateo situada en el centro de la ciudad.

También hay que mencionar que estas fiestas están declaradas Fiestas de Interés Turístico Nacional en España y que la virgen de Araceli tiene hermandades filiales en las ciudades de Écija, Córdoba, Málaga, Sevilla,  Tarragona, Madrid, Almería y Castellón de la plana.

Se llevan a cabo todo tipo de postres y dulces, así como los mas que famosos peroles cordobeses.

Restaurantes 

       Restaurante Las Peñuelas

       Restaurante El Cortijo

       Restaurante Melilla

       Restaurante La Barretina

       Restaurante El Polígono

       Restaurante Mariceli

       Restaurante El Prado

       Restaurante El Paraíso

       Restaurante Olimpo

       Pizzería Vía Benetto

       Restaurante Mesón Leo

       Restaurante. Asador Monte de Aras

       Restaurante La Espadaña

       Restaurante Araceli

       Restaurante Avenida

       Restaurante El Berrocal

       Restaurante Asador los Bronces

       Restaurante Tántalo

       Restaurante Las Palomas

       Restaurante El Valle

       Restaurante Casa Manolo

Volver Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *